NOTICIAS | TURISMO | CULTURA | COMISIÓN DIRECTIVA | INSTITUTO DE FORMACIÓN | | INFORMES | PARITARIAS | EMPRESAS | CONTACTO
Central de Trabajadores de la ArgentinaSeguinos en TwitterSeguinos en Facebook
El sindicato sos vos, somos todos
BUSCAR
Noticias | 05/07/2017
Tucumán: la justicia ratificó las leyes de profesionalidad de los visitadores médicos.
Un fallo de la cámara del Trabajo – Sala IV de la provincia de Tucumán del 27 de junio sentenció en favor de la AAPM de la RA en la causa que puso en cuestión el artículo 4 de la Ley 5.926 y su respectiva reglamentación; las cuales establecen como requisito indispensable para ejercer la actividad de Agente de Propaganda Médica poseer la matrícula habilitante otorgada por el Ministerio de Salud Pública a través del Sistema Provincial de Salud.

El fallo señala que “conforme al principio de distribución de competencias, las provincias se reservan su derecho público interno, es decir, todo lo que es materia legislativa, ejecutiva y judicial dentro del ámbito que le es propio y en ejercicio de esa atribución la Honorable Legislatura de Tucumán dictó la ley Provincial nº5926 que reglamenta el ejercicio de la actividad del APM”.

De este modo, la justicia provincial confirmó la plena vigencia  de las leyes de profesionalidad provinciales y de la “territorialidad” cuestionada por las cámaras empresarias durante la ronda paritaria con los visitadores médicos. La “territorialidad” forma parte de la ley y define que son los Ministerios o Secretarías de Salud de cada localidad los que regulan y reglamentan el ejercicio de la profesión de los Agentes de Propaganda Médica.  La modificación de leyes excede por completo la materia de discusión de una paritaria.

Pese a que los laboratorios difunden información falsa que señala que este aspecto de las leyes de profesionalidad es inconstitucional, el fallo indica claramente que “tales normas no contrarían los art. 14 y 14 bis de la Constitución Nacional por cuanto el derecho constitucional de trabajar, que emerge del primero de los artículos (…) no son absolutos sino que están limitados por las leyes que reglamentan su ejercicio”.